Fecha de Entrada
Fecha de Salida
Tipo de Habitación
Código Promocional
RESERVAR

Terma romana

Precio 8,50€

Dentro de los Baños térmicos existen las siguientes modalidades:

Sauna:
Es un habitáculo hermético de madera cuya temperatura oscila entre los 80 y 100 ºC, con una humedad relativa muy baja, que provoca un calor seco. Dispones de unas gradas para sentarse o tumbarse (a mayor altura, más calor).

Baño Turco:
En el otro extremo está el baño de vapor o hammam (baño en árabe) o baño turco. Es una terapia de calor húmedo en la que la temperatura no es uniforme, en el suelo hay 20-25 ºC, a metro y medio unos 40 ºC y en la parte alta unos 50 ºC, con una humedad relativa del 99 % que genera esa niebla tan característica. Es relajante y menos estresante para el organismo que la sauna.

Terma Romana:
Entre la Sauna y el Baño Turco, hay variantes como el Caldarium (37ºC/70% de humedad relativa) y la Terma Romana.
La característica principal que diferencia a una terma romana respecto al resto de baños térmicos, son sus condiciones climáticas interiores, una temperatura entre 45 ºC - 55ºC y un nivel de humedad relativa del aire de 65% - 70% HR.
Es especialmente recomendable para los problemas de Stress, Asma bronquial, Reuma, Dolor en articulaciones, Insomnio, Piel seca con grietas, problemas de circulación sanguínea, abatimiento, depresiones ligeras.

Beneficios

  •   Distensión Nerviosa. Relajación
  •   Dilatación ramificaciones respiratorias. Oxigenación
  •   Humificación vías respiratorias. Suavización
  •   Vaso dilatación periférica. Estimulación de la circulación
  •   Limpieza de toxinas de la piel. Sudoración
  •   Evita resecación de la piel
  •   Retrasa aparición de arrugas
  •   Hidrata la piel y le da mayor tersura, suavidad y belleza